blog

Miopía en niños

Miopía infantil

En los últimos años, el número de niños que presentan problemas visuales como miopía, tics o fatiga, no ha dejado de crecer. Incluso aparecen cada vez en edades más tempranas. Esto se debe a la exposición prolongada e inadecuada a pantallas, un hábito de entretenimiento que puede llegar a alterar su desarrollo visual y también afectar al desarrollo de la columna vertebral y de la musculatura de las manos.

El uso constante de la tecnología, el exceso del uso de visión cercana a lo largo del día y la falta de luz natural están favoreciendo que aumenten los casos de miopía. Hace solo unos pocos años, las miopías con más de 6 dioptrías solo se daban en niños con antecedentes familiares directos, pero ahora es fácil encontrar niños miopes con cinco o seis años. Y es que la mayoría de los niños empiezan a interactuar con las tabletas y smartphones antes de cumplir su primer año de vida, que, además de provocar miopía si se hace un uso inadecuado de ellos, también pueden provocar la aparición de ambliopía (ojo vago) o sequedad ocular.

Si un niño se acerca demasiado a la pantalla o al libro que tiene, tiene una posición inadecuada de la cabeza, guiña los ojos o se los frota, sus ojos no están rectos y si se observa un bajo rendimiento escolar, hay que llevarlos a una consulta oftalmológica lo más rápido posible. Para prevenir la aparición de estos problemas, se aconseja hacer un uso racional de las pantallas, si es posible, con luz natural. Además, hay otros factores relacionados con el propio dispositivo que influyen en la fatiga visual como la calidad de la imagen, la intensidad de la luz o el tamaño de la pantalla, sin mencionar la emisión de la luz azul-violeta nociva para la salud ocular.

 

Problemas posturales

Entre los adolescentes, estos problemas oftalmológicos relacionados con un mayor acceso a dispositivos y menor control parental sobre las horas que dedican a su uso se ven más. Sin embargo, existen problemas que acompañan a estos tales como el dolor muscular en la columna vertebral. En la mayoría de los casos, se trata de contracturas musculares temporales que no suponen un problema a largo plazo, pero hay que estar alerta para que estos dolores no se hagan crónicos.

 

Contra el ojo seco, parpadea

Para que un ojo este correctamente lubricado se debe parpadear unas 15 veces por minuto. Sin embargo, cuando nos encontramos ante la pantalla de una tablet o un smartphone esa frecuencia baja a cinco veces por minuto y, además, son parpadeos incompletos. Eso causa ojo seco, un trastorno ocular que provoca malestar y problemas visuales al producir una lágrima de poca calidad que se evapora muy deprisa. Las lágrimas artificiales y la moderación en el uso de la tecnología son las claves para evitar esta patología.

 

Luz contra la miopía

Durante mucho tiempo se ha pensado que los genes, la televisión, los videojuegos o la lectura eran factores que hacían crecer la miopía, pero un estudio de la Australian National University asegura que es la falta de luz la que la provoca. Para el autor del estudio, el investigador Ian Morgan, la luz brillante, especialmente la del sol, estimula la producción de una sustancia química llamada dopamina que, entre otras funciones, distorsiona el foco de luz que entra al globo ocular y que, por eso, impide el crecimiento de la miopía.

 

Fuente: Mercedes Parra

Tenemos Tienda Online.
https://tienda.brillens.com.ar

Atención Online

WhatsApp PULSANDO EL LOGO abre directamente tu whatsapp o bien agregando nuestro número +549 11 3155 8668 y resolveremos tus inquietudes en el acto.

Related Posts