blog

Tratamiento de la miopía

Tratamiento de la miopía

La miopía se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva. Dependiendo del grado de la miopía, es posible que deba usar sus anteojos o lentes de contacto todo el tiempo o solo cuando necesite una visión de lejos muy clara.

Existen buenas opciones en cristales para el uso de anteojos. Dentro de estas incluyen lentes de alto índice (para lentes más delgadas y livianas), como 1.60, 1.67 y 1.74. Estas lentes se destacan por su grado de asfericidad (mejor calidad óptica) y por los tratamientos antidureza que reciben. Estas lentes pueden realizarse con tratamientos antireflejos, de luz azul y/o fotocromáticas, entre otros.

Si usted tiene miopía, en la receta se lee bajo el concepto esférico y estará precedido por un signo menos (-). Cuanto mayor sea el número, mayor miopía.

La cirugía refractiva puede reducir o incluso eliminar su necesidad de anteojos o lentes de contacto. Los procedimientos más comunes se realizan con un láser Excimer. El láser elimina una capa de tejido corneal, que aplana la córnea y permite que los rayos de luz se enfoquen con mayor precisión en la retina. La cirugía vía LASIK, el procedimiento refractivo más común, se crea una capa delgada en la superficie de la córnea, el láser elimina parte del tejido corneal y luego la capa vuelve a su posición original.

Luego, existe un procedimiento no quirúrgico vía lentes de contacto especiales, rígidas o de gas permeable, que por la noche remodelan su córnea mientras duerme. Por la mañana, se quitan las lentes y su córnea retiene temporalmente la nueva forma, para que pueda ver claramente durante el día sin anteojos ni lentes de contacto. Esta terapia ha demostrado su eficacia en la corrección temporal de miopías leves a moderadas.

Luego, aparecen las lentes intraoculares, otra opción quirúrgica para corregir miopías altas o córneas más delgadas de lo normal que podrían aumentar el riesgo de complicaciones vía LASIK u otros procedimientos de corrección de la visión con láser.

Estas lentes se colocan dentro del ojo y generalmente son permanentes, lo que significa que no se necesita mantenimiento. A diferencia de las intraoculares en la cirugía de cataratas, estas no reemplazan el cristalino natural del ojo, ya que se deja intacto.

Prevención y control de la miopía

Cada día hay más personas miopes, casos que arrancan desde la infancia. Se han probado varias técnicas diferentes, pero todas han arrojado resultados mixtos.

Actualmente existen ensayos clínicos a partir de gotas oculares que podrían retrasar la progresión de la miopía en niños en edad escolar. Sin embargo, algunos niños no responden bien a las gotas de Atropina.

En nuestra próxima entrada hablaremos de la epidemia actual de esta discapacidad visual, y en las próximas, abordaremos la discusión de la miopía en niños desde un enfoque tecnológico. En este sentido, un estudio presentado en 2017 en la Academia Americana de Optometría, una lente de contacto descartable diaria con doble foco disminuyó la tasa de progresión de la miopía en niños de entre 8 y 12 años en comparación con una lente de visión única, en sintonía con la teoría del incremento de la miopía debido al prolongado uso de la tecnología, principalmente del celular, donde el niño pasa tiempo enfocando su visión de cerca.

Las lentes multifocales especialmente diseñadas para niños redujeron la progresión de la miopía en un 59% al año, 54% a los dos años y 52% a los tres años, en comparación con la progresión de la miopía experimentada por los niños que usaban lentes de contacto convencionales.

«Hubo buenas correlaciones entre el cambio en el error de refracción y el cambio en el crecimiento del globo ocular», dijo Paul Chamberlain, quien presentó la investigación y es gerente de investigación clínica en CooperVision®.

Tenemos Tienda Online.
https://tienda.brillens.com.ar

Atención Online

WhatsApp PULSANDO EL LOGO abre directamente tu whatsapp o bien agregando nuestro número +549 11 3155 8668 y resolveremos tus inquietudes en el acto.

Related Posts