blog

Gafas de sol para niños

¿Quieres Asistencia Personalizada?

SI, QUIERO!

No, Gracias!

¿Es usted un padre consciente de la seguridad y la salud?

Si a sus hijos le enseña la importancia de cepillarse los dientes, abrocharse el cinturón de seguridad o utilizar protecciones adecuadas para la realización de deportes, entre otras cosas, lo es.

Ahora bien, ¿pasa por alto lo importante que es proteger los ojos de nuestros chicos frente a los rayos UV del sol?

La radiación UV es un espectro de luz invisible que está presente en nuestra atmósfera los 365 días del año, y llega a la superficie de la tierra incluso en días soleados o nublados. El daño UV es acumulativo en el tiempo y es irreversible.

Los chicos pasan más tiempo al aire libre que los adultos, exponiéndose hasta tres veces más a los rayos UV. Algunos estudios estiman que hasta el 50% de la exposición a los rayos UV se acumula antes de los 18 años. Esto es crítico y explicamos el porqué brevemente. Dado que los ojos de los niños aún se están desarrollando y sus pupilas son más grandes que las de los adultos, más rayos UV llegan a la parte posterior de sus ojos, causando daños acumulativos e irreversibles en la retina.

La exposición total de por vida a la luz UV tiene una correlación directa con los problemas oculares comentados en varios artículos (cataratas, degeneración macular, entre otros)

No alcanza con gorras, esto no bloquea los rayos UV que alcanzan los ojos. Es una buena práctica, pero no es suficiente. Al gorro, hay que sumarle anteojos de sol con filtros UV400, y por supuesto, bloqueadores solares para la piel.

Nunca es tarde para que sus hijos comiencen a usar anteojos de sol que protejan sus ojos de los rayos UV. Hay una gran variedad de opciones para todas las edades de niños, desde 6 meses a 18 años(los niños menores de 6 meses no deben exponerse al sol). Además de proteger la salud de sus ojos para una buena visión de por vida, ¡pensemos en lo hermosos que se verán con sus gafas!

Recomendaciones para comprar gafas de sol para niños:
  • Adquirir lentes de sol en ópticas habilitadas por el Ministerio de Salud de la Nación.
  • Comprobar la protección UV de 400 nanómetros, a través de aparatos especializados en las ópticas, con el fin de bloquear el 100% de los rayos UVA y UVB.
  • NO COMPRAR ANTEOJOS DE SOL EN LA CALLE, ni tampoco en lugares que no se encuentren autorizados para vender anteojos.
  • Priorizar la comodidad y el ajuste: los niños no los usarán si no están cómodos, y deben ajustarse bien para que no salgan volando si su hijo comienza a jugar.
  • El estilo envolvente es una ventaja. Cuanta más piel esté cubierta, menos exposición a los rayos UV alrededor del área delicada de los ojos.
  • Los marcos resistentes al impacto son una gran opción. Dichos marcos se doblarán pero no se romperán, y mantendrán los ojos de su hijo protegidos durante las caídas, saltos, viajes y derrames de un estilo de vida activo.
  • Se recomiendan lentes de policarbonato para evitar una rotura de los cristales. Si se realizan tratamientos para resistir arañazos ayuda a proteger las gafas de las inevitables gotas, arena y suciedad que les caerán.

Cuanto antes inculque la importancia de usar anteojos de sol con filtro UV400 cada vez que su hijo se exponga al sol, se generará un sano acostumbramiento a utilizar anteojos, y menor será el riesgo de que su hijo se dañe con los rayos UV y desarrolle problemas oculares en el futuro.

Cuando mamá y papá lo conviertan en un hábito, los niños verán lo importante que es, ¡y toda su familia se beneficiará del hábito beneficioso para la salud visual de usar sus gafas de sol durante todo el año!

Tenemos Tienda Online.
https://tienda.brillens.com.ar

Atención Online

WhatsApp PULSANDO EL LOGO abre directamente tu whatsapp o bien agregando nuestro número +549 11 3155 8668 y resolveremos tus inquietudes en el acto.

Related Posts